Esto es lo que necesitas saber sobre las dosis adicionales propuestas a algunos grupos de personas, especialmente a causa de la llegada de la variante Delta

P. ¿Por qué es necesaria la tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19?

R. Porque se ha visto que, a pesar de la eficacia de las vacunas en los casos graves de Covid-19, su eficiencia para luchar contra el virus disminuye con el tiempo. Lo que se sabe hasta ahora es que los anticuerpos disminuyen poco a poco y durante el invierno aumenta la posibilidad de contagio. Por eso se ha decidido ser prudente programando una tercera dosis de refuerzo. No se sabe qué sucederá durante los próximos seis meses y, con esta dosis, los que corren mayor riesgo estarán más seguros.

P. ¿Cuál es la diferencia entre la «tercera dosis» y la «dosis de refuerzo»?

R. La tercera dosis se puede poner a los 28 días de la segunda y está destinada a completar el ciclo de vacunación en las personas inmunodeprimidas, es decir, en aquellas personas cuyo cuerpo no ha respondido de manera eficaz a las primeras dos dosis. Por el contrario, la dosis de refuerzo debe inocularse al menos seis meses después de la segunda dosis. De hecho, se considera un segundo ciclo de vacunación y se pone pasado más tiempo para reactivar la producción de anticuerpos.

P. ¿A partir de qué momento se ha visto una disminución de la eficacia de la vacuna?

R. De media, entre los seis y los nueve meses después de haberse vacunado. Según se ha podido observar, se produce una modesta disminución de la protección contra la infección. Esta disminución varía en porcentaje según la vacuna de la que hablemos.

P. ¿Baja la protección contra el virus en todas las personas?, ¿De qué depende?

R. Cuanto mayor sea la persona, peor responde su sistema inmunológico. La primera variable que incide en la disminución de la eficacia de la vacunación es la edad, aunque también existen otros factores individuales que todavía se están investigando.

P. ¿La pérdida de eficacia afecta a todas las vacunas?

R. Sí, aunque Moderna parece ser una vacuna algo más estable. Según los estudios realizados, tiene una concentración de ARN mensajero superior a la inoculada por Pfizer y, de momento, parece ser la vacuna que menos se debilita.

P. ¿Influye también el tiempo que pasa entre la inoculación de la primera y la segunda dosis?

R. No parece.

P. ¿Cuáles son las indicaciones en el caso de la vacuna de Johnson, que es de una sola dosis?

R. Quién se haya puesto esta vacuna es como si solo se hubiese puesto una dosis de la de AstraZeneca (ya que las dos vacunas son muy similares). Por eso, deberían ser los primeros en ponerse una dosis adicional de refuerzo, sin esperar los seis meses reglamentarios e independientemente de la edad que tengan. Esto se debe a que una sola dosis de la vacuna suele tener más dificultades para inducir una respuesta de memoria inmunitaria. De hecho, ya en los estudios de fase III, la vacuna de Johnson demostró menos eficacia.

P. ¿Qué criterios debe seguir el calendario de las tercera dosis y las dosis de refuerzo?

R. La edad y el riesgo de enfermedad grave en caso de coger la Covid-19. Las personas mayores de 60 años son más propensas a las hospitalizaciones porque su sistema inmunológico está más debilitado y, por eso, deben ser prioritarias en las dosis de refuerzo. En el caso de la tercera dosis, en cambio, la EMA (Agencia Europea del Medicamento) establece otro orden: inmunodeprimidos, mayores de 80 años, personal sanitario y mayores de 60 con patologías previas.

P. ¿El hecho de volver a vacunarse potencia el efecto del primer ciclo de vacunación?

R. Es, precisamente, una forma de potenciar la respuesta del sistema inmunológico que incluso puede superar el nivel de defensa conseguido con las dos dosis iniciales.

P. ¿Cuánto durará el efecto de las vacunas?

R. Todavía no se sabe. Hay dos incógnitas actualmente: no se sabe cuánto tiempo dura la inmunidad y tampoco se sabe cómo variará el virus en el futuro. Si cambia poco, las vacunas mejoradas probablemente durarán varis años. Sin embargo, si el virus continúa mutando, es posible que tenga que fabricarse una nueva vacuna en aproximadamente un año.

P. ¿La tercera dosis es necesaria a causa de la llegada de la variante Delta o por la pérdida de eficacia de la vacunación?

R. Se anticipó por la aparición de la variante Delta porque, al ser mucho más transmisible, también puede infectar a los vacunados (con porcentajes muy bajos en comparación con los no vacunados). Esto cambió el escenario existente. De todos modos, en algún momento hubiese sido igualmente necesario reforzar el efecto de las vacunas con dosis adicionales, aunque quizá más adelante.

P. ¿Cómo de seguro es ponerse una dosis de refuerzo?

R. Todavía no se sabe a ciencia cierta. La EMA lo aprobó para todos, mientras que la agencia reguladora estadounidense sólo lo ha aprobado para las personas más débiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *